La Medicina Taoísta

Los orígenes de la medicina taoísta, el trabajo corporal neuroenergético de Qigong, como una práctica de salud, se remontan a miles de años en los bailes ceremoniales llevados a cabo por tribus en varias partes de China. Con el tiempo, los movimientos originales fueron sistematizados para crear una práctica de salud poderosa.

Un flujo de energía relaciona los órganos internos del cuerpo con el cuero cabelludo, la cara, la espalda, y las extremidades del cuerpo - las manos y los pies. Al enfocar estos aspectos en manipulaciones específicas, se mejora la salud de los órganos internos y se te protege de enfermedades.

En San Francisco, California, mientras me formaba como médico alopático, un alópata me expuso a la práctica de la medicina taoísta, una vez que se enteró de mis raíces y experiencia con las prácticas curativas tradicionales de África occidental. Mientras estaba con un cliente de mayor edad con dolor de espalda, se ofreció a enseñar esta antigua técnica de curación manual china protegida, que no involucraba estetoscopios, brazaletes de presión sanguínea, etc., a lo que me vi obligado. Esta opción alternativa, complementaria, se ofreció exclusivamente a sus clientes mayores.

La técnica implica un circuito de control de retroalimentación dinámica. Se coloca la punta de un dedo para que el Chi (detectado por el pulso de energía del practicante) descienda a la neuro-sinapsis, fluya al cerebro y luego a través de los diversos órganos, y se recoja en los otros dedos. La señal de retroalimentación dinámica captada modula la entrada de Chi. Esta técnica es un conocimiento aprendido adquirido a través de muchos años de práctica.

Implica la proyección de Chi a los neuro-ganglios y la liberación de la tensión que se ha almacenado allí durante años. Al aumentar el flujo de sangre y energía, nutre completamente todas las partes del cuerpo. Es notable por la eliminación del dolor de espalda. Sin embargo, no es un sistema para el dolor de espalda. Este enfoque equilibra el flujo energético en todo el cuerpo y ayuda a lograr una homeostasis adecuada - la esencia de la medicina preventiva.

Utilizando esta modalidad de práctica tradicional china, he visto respuestas positivas (Haga clic en la pestaña ´Videos´, ´Cuentos´, y ´Casois Vistos´.) con clientes que han sido diagnosticados por médicos occidentales con diversas enfermedades. Nuevamente, esta técnica no es principalmente una modalidad de tratamiento, sino una forma de restaurar, equilibrar el cuerpo para que el dilema de salud se resuelva por sí solo. Es decir que la mayoría de las situaciones se benefician de que el cuerpo alcance el equilibrio - equilibrio neuroenergético para la homeostasis.

La técnica armoniza, fortalece y tiene un efecto curativo sobre el funcionamiento de todos los órganos internos y sistemas corporales. Aumenta el suministro y el flujo de energía en todo el cuerpo, tiene una variedad de efectos rejuvenecedores, aumenta la longevidad e induce estados mentales y emocionales de calma. La mayoría informa que se siente muy relajada y llena de energía después de una sesión, y duerme profundamente esa noche. De hecho, la mayoría entra en un estado de trance mientras se les realiza esta técnica, incluyendo una experiencia fuera del cuerpo para solucionar la salud de uno mismo.

Edward Ehimare Akonafua Aluede

Portero Cuántico